Efectos del coronavirus en el mercado inmobiliario catalán

El confinamiento de millones de personas en todo el mundo provocó cambios repentinos en nuestro estilo de vida y modificó muchos de nuestros paradigmas, desde la manera de comunicarnos, de educar, de trabajar, todo ello limitado a los confines de nuestros hogares.

viviendas para reformar

Los efectos del Covid-19 han sido desoladores, no solo a nivel sanitario, sino también en la economía global y sus diferentes sectores productivos, incluido el mercado inmobiliario.

Las pandemias y los brotes epidémicos provocan un alto nivel de incertidumbre e interrogantes que se abren ante la aleatoriedad de la propagación de la enfermedad, la capacidad de la comunidad científica de frenarla, los efectos en la economía global y en nuestra propia seguridad financiera. Según el WPUI (World Pandemic Uncertainty Index) del Fondo Monetario Internacional, el nivel de incertidumbre que provocó el coronavirus no tiene precedentes y prácticamente triplica los niveles alcanzados en epidemias anteriores.

Ante la falta de información y datos precisos sobre cómo y cuándo superaremos esta situación, las primeras semanas del confinamiento se caracterizaron por la paralización en la toma de decisiones ante una situación inédita para todos. Se abrían muchos interrogantes sobre la peligrosidad del virus y el tiempo necesario para poder aplanar la famosa curva, objetivo que se convirtió en la labor de todos los ciudadanos del mundo.

Los efectos de la incertidumbre en el mercado inmobiliario

El mercado inmobiliario español gozaba de una considerable fortaleza en los meses pre-Covid. A pesar de que los mercados bursátiles se anticiparon al resto de sectores productivos y empezaron a mostrar una tendencia bajista a inicios del mes de febrero, no fue hasta mediados de marzo que el mercado inmobiliario notó el punto de inflexión provocado por la confirmación del confinamiento por parte del gobierno español. El interés en la adquisición de viviendas, reflejado en los datos de tráfico y el nivel de solicitudes, llegó a descender hasta un 59% durante las 2 últimas semanas de marzo comparado con las semanas anteriores, según datos globales de Lucas Fox.

Preciosa casa adosada con jardín y piscina

Esta parálisis repentina en el nivel de demanda no se extendió homogéneamente durante el resto del confinamiento. Tras alcanzar los niveles más bajos a finales de marzo, abril empezó a mostrar una tendencia positiva en la demanda debido a las esperanzas de mejora de los datos de la pandemia y la normalizacion de la vida bajo el confinamiento, así como las renovadas necesidades de los compradores, quienes confinados en sus hogares tuvieron suficiente tiempo para analizar y entender cuáles eran sus deseos a la hora de adquirir una nueva vivienda.

¿Cómo ha impactado el Coronavirus en el mercado inmobiliario catalán?

El efecto del coronavirus sobre el nivel de demanda inmobiliaria de las diferentes regiones catalanas ha sido desigual. Según los datos analizados de las diferentes regiones en las que opera Lucas Fox, la desaceleración y la recuperación han resultado ser asimétricas si comparamos las grandes ciudades con los municipios periféricos.

La ciudad condal es el segundo municipio más importante en número de transacciones inmobiliarias a nivel estatal, con 3.777 transacciones registradas sólo durante el último trimestre de 2019, según datos del Ministerio de Fomento. No obstante, ha sido la primera en notar la desaceleración de manera más notable.

Mercado inmobiliario Barcelona

Según datos de LUCAS FOX, el nivel de demanda descendió en un 69% durante la segunda quincena de marzo, respecto al periodo anterior.

Barcelona ha tenido un inicio del 2020 espectacular, con niveles de actividad históricos, por lo que la paralización provocada por el Covid-19 ha hecho que la caída haya sido más pronunciada”, detalla Alexander Vaughan – socio fundador de Lucas Fox, quien añade que: “aun así, se caracteriza por ser un mercado inmobiliario tradicionalmente atractivo para inversores nacionales e internacionales, quienes durante las últimas semanas han mostrado un interés renovado por adquirir activos con precios corregidos. Desde la flexibilización del confinamiento a inicios de mayo, hemos realizado un considerable número de visitas a las propiedades y generado ofertas muy interesantes”.

Como contraste, los municipios y poblaciones en la periferia de Barcelona mostraron un comportamiento mejor, absorbiendo parcialmente la demanda de la ciudad, principalmente debido al cambio del comportamiento del comprador y sus nuevas necesidades derivadas del efecto del confinamiento.

El cambio en las necesidades del comprador

El confinamiento nos ha mantenido encerrados en nuestras viviendas por un tiempo que podría ser el más largo de nuestra historia. Nuestras casas han sido el escenario donde nos hemos visto obligados a desarrollar gran parte de nuestra vida durante estas últimas 8-10 semanas, un tiempo suficiente para reflexionar sobre nuestras necesidades futuras a la hora de buscar una nueva vivienda.

Preciosa casa adosada con jardín y piscina

La tendencia más clara es el interés renovado por vivir lejos de los núcleos urbanos. El confinamiento ha obligado a varias empresas a implementar la flexibilización laboral y el teletrabajo, abriendo la posibilidad a que los trabajadores no necesiten estar sujetos a vivir en una zona cercana a su lugar de trabajo. Pero el coronavirus no solo ha difuminado la línea entre el trabajo y nuestro hogar, sino que, de algún modo también ha dado forma a nuestras necesidades, prioridades y preocupaciones, como vivir en viviendas más amplias con zonas verdes exteriores, alejados de zonas densamente pobladas, en entornos más naturales y que a la vez ofrecen precios más competitivos.

Lucas Fox confirma estas nuevas tendencias mediante el análisis de tráfico y solicitudes de las regiones catalanas en las que opera, como la Costa Brava, Sitges, la Costa del Maresme, Castelldefels y Gavà.

Las poblaciones costeras más cercanas a Barcelona, como Gavà, Castelldefels y los diferentes municipios de la Costa del Maresme mostraron una relativa resiliencia tras las primeras semanas de shock. Si bien sus niveles de demanda durante el mes de abril fueron algo inferiores a los meses que precedieron a la pandemia (-32%), en la comparativa anual supusieron una mejora del 20%. El perfil del comprador interesado en estas regiones suele ser local que vive y trabaja en Barcelona y busca espacios más amplios en poblaciones más tranquilas que se encuentren relativamente cercanas a la ciudad. Prevemos que, una vez levantadas las restricciones sobre el desplazamiento dentro de la provincia de Barcelona, estas regiones experimentarán un crecimiento significativo en el número de visitas a las viviendas y como consecuencia, un incremento en las transacciones.

Mercado inmobiliario Maresme

En la costa sur de Barcelona, Sitges ha centrado la mayor parte del interés de los clientes de Lucas Fox. Al ser un hotspot que suscita el interés de compradores extranjeros, la evolución ha sido ligeramente más lenta como consecuencia de las restricciones en las fronteras internacionales. La recuperación de la demanda a niveles previos a la crisis se producirá cuando se suavicen las medidas sanitarias en las regiones de origen, como el Reino Unido, un mercado que representaba un 20% de la demanda de Sitges, y donde el pasado 13 de mayo el gobierno británico confirmó la apertura parcial del mercado inmobiliario. Estos signos de apertura influyen de manera considerable en el nivel de demanda inmobiliaria. Según datos de Rightmove, portal inmobiliario líder en el Reino Unido, tras esta declaración del gobierno el portal registró incrementos del 45% de sus visitas.

Mercado inmobiliario Sitges

Parte de este tráfico tenía como objetivo la adquisición de viviendas en el extranjero, mostrando un incremento del 29% en la búsqueda de propiedades a nivel internacional, con un interés significativo en España. La parcial reapertura de los mercados internacionales provocó en los primeros 15 días de mayo un incremento del 35% de las solicitudes con interés en Sitges, que con gran probabilidad se traducirán en un mayor nivel de visitas y transacciones una vez se abran las fronteras internacionales.

Girona, un mercado inmobiliario que resiste a las pandemias

Del análisis por regiones realizado por Lucas Fox, destaca sin duda alguna el comportamiento de la demanda de la Costa Brava. De todas las regiones estudiadas, esta zona costera de entrañables poblaciones a orillas del Mediterráneo y una elevada calidad de vida, ha mostrado ser resistente a los envites del Covid-19. No sólo su población ha mostrado una relativa resiliencia al virus, sino que el interés de adquirir una vivienda en la región se ha mantenido relativamente imperturbable.

Mercado inmobiliario de la Costa Brava

El nivel de demanda alcanzó su nivel más bajo igualmente en las últimas semanas de marzo del 2020, pero el descenso no supuso más del 19%, un nivel que contrasta con el resto de zonas estudiadas. En la comparativa anual, la demanda del mes de abril y las dos primeras semanas de mayo se encuentran incluso un 14% por encima de los obtenidos durante el mismo periodo del año anterior.

Mercado inmobiliario de Girona

Además de la Costa Brava y las zonas de interior de la provincia, prevemos que la ciudad de Girona también se beneficiará del nuevo comportamiento del comprador, debido al estilo de vida que ofrece la ciudad y su oferta de activos de calidad que cumplen con las necesidades renovadas de un comprador que valora la tranquilidad, el espacio y la naturaleza.

Una recuperación proporcional a la desescalada

El 2020, según los expertos de la inmobiliaria, será un año difícil para la actividad económica, que se regirá por la duración de las diferentes fases de la pandemia y de la obtención de una vacuna o un buen tratamiento terapéutico contra el virus.

Muchos se preguntan si los efectos en el mercado serán similares a la crisis del 2008. La situación actual es debida a factores exógenos al sector inmobiliario, por lo que dudamos que nos encontremos en niveles de contracción como los de la anterior crisis. El sistema bancario global se encuentra más saneado que entonces y las autoridades monetarias han inyectado liquidez en el mercado para frenar la desaceleración de la economía global”.

La velocidad de recuperación dependerá en gran medida de cómo se desescalará el confinamiento en los diferentes países, el regreso del turismo internacional y las acciones conjuntas de los bancos centrales”, explica Alex Vaughan, socio fundador de LUCAS FOX, según el cual “todo indica que la demanda regresará con un renovado interés e hipotecas con tipos muy bajos”.

Vende o alquile tu propiedad rápido y al precio ideal

Disponemos de una creciente base de datos de clientes nacionales e internacionales que buscan comprar o alquilar propiedades en España, Andorra y Portugal. Nuestro equipo está experimentado en identificar los mejores compradores o inquilinos para tu propiedad, y así asegurar que podemos vender o alquilar tu casa rápido y al precio ideal.

Valoración inmobiliaria gratuita

Reciba gratuitamente el boletín informativo sobre nuestras propiedades

Unirse a la lista de distribución Unirse a la lista de distribución